miércoles, 29 de diciembre de 2010

•°¤ Felices Fiestas y lo que vendrá ¤°•


Hola a todos. Tiempo de no actualizar el blog. Prometo hacerlo más seguido de ahora en más.
¿Qué decir? Esta es una rápida actualización, en realidad. Una última antes de irme de vacaciones. ¿Cuando me voy? - Mañana. ¿Cuándo me voy? - Ahí, por la mañanita nomás. ¿A dónde me voy? - A visitar a los vecinos de Chile y a conocer Mendoza, tierra de sol que jamás pisé y se que no me arrepentiré de pisar. Siempre fue una meta conocer toda la patria donde vivo. Argentina es bien grande, pero se empieza de a poco, ¿no?. Espero pronto poder alcanzar mi meta. Una de mis últimas resoluciones consistió en que si he de tener el dinero para hacerlo, al menos 3 días, pisaría el suelo de cada provincia, y regresaría a la que me vió nacer. No la conozco y va a sentirse extraño...pero creo que en cierto modo será una linda experiencia y pacífica.

Me voy para Año Nuevo. Es mi primer Año Nuevo fuera del país y ya lo estoy extrañando y ni siquiera de fui. Seguramente no lo extrañe al partir, recorrer en micro, y llegar a mi destino...más en medio de los festejos por el nuevo año, sé que la primer cosa que estará en mi mente es mi patria querida, y todos los que ahí viven. Por ello, les deseo paz, y que sueñen. Eso, sueñen. Sueñen con un país mejor. No...no es imposible. Si...ya sé que hicimos muchas cosas mal, pero soñar es gratis, y quienes practican el ejercicio del sueño gratuito, pueden acostumbrarse, y quién dice que terminen creyéndoselo e impulsando los engranes para conseguir ese anhelado 'país mejor' del que tanto vivimos hablando a las nuevas generaciones.

Cuanto pesimismo hay en el aire. El aire está como cargado en Buenos Aires. Ahora se ha disipado un poco, Navidad ayudó sin dudas... sin embargo, aún quedan rastros. Por eso les pido que sueñen alto y lindo. Y recarguen las baterías para el año que se avecina. Una vez Mafalda dijo que el año que viene era muy valiente, porque como está la cosa, animarse a venir... y yo considero que 'la cosa' va a seguir así en tanto y cuanto nosotros no la cambiemos. Dejemos de lado ese pesimismo de una vez y manos a la obra, que el 2011 venga y se encuentre con un pueblo dispuesto a intentar dar la vuelta a la ruleta de la mala suerte. No es tan difícil de pensar, ¿verdad?. Más allá que no haya trabajo...que todo salga más caro...que a veces todo parezca un caos en las principales ciudades, está en nosotros el poder y el deber de hacer del 2011 un año que no sea 'otro año más'. Hagámoslo nuestro año, tal cual decimos al ver los fuegos artificiales surcando el cielo. Que ''este sea mi año'' se convierta en ''este sea el año de todos''. Y esto va no solo para Argentina, sino para todos aquellos pueblos que hayan atravesado o estén atravesando una crisis similar. Es cierto que la zona latinoamericana salió favorecida este 2010 y que la crisis no la golpeó tanto como en épocas pasadas. Eso fue solo producto de trabajo y políticas económicas acertadas en tiempos duros...y que la zona misma no se hallaba tan golpeada al momento de impactar la crisis. Pero eso, un mero índice, no nos quita nuestros males de siempre. Hay mucho por recorrer.


Argentina y mundo, el camino es largo, pero siempre hay luz al final del tunel. Que este sea nuestro año.



Muchas Felicidades a todos. Hayan pasado una hermosa Navidad y mis mejores deseos, de todo corazón, para este 2011 que se avecina. ¡Feliz Año Nuevo! ¡Gracias por leer y los veo al regresar!

1 comentario:

  1. Felices fiestas!!!
    Deseo que pases unos maravillosos días.
    Besitos

    ResponderEliminar